Dispositivos periféricos

Información general

Un dispositivo periférico es cualquier objeto que se conecte a la computadora mediante un puerto USB o firewire, como puede serlo un ratón, un lápiz de memoria USB o una unidad de lectura externa.

Para expulsar un dispositivo periférico que no sirva para transferir información entre computadoras, como un ratón, basta con desconectar el cable del mismo de la computadora. Sin embargo, al expulsar los dispositivo que sirven para transferir archivos (como los lápices de memoria USB o las unidades de lectura externas), es de suma importancia que los desenlaces de la computadora antes de desconectarlos para no interrumpir la comunicación (o transferencia de archivos y carpetas) entre ambos, lo que podría dañar la información que se esté transmitiendo al momento de desconectar el dispositivo. Para evitar que esto suceda, necesitas ordenarle a la computadora que expulse el dispositivo, lo que no sucederá hasta que hayan terminado de comunicarse.

Si utilizas un dispositivo periférico de transferencia de información, verás aparecer junto al reloj, en la Barra de tareas, un simbolito como el que te presentamos a continuación:

Nota: cuando hablamos de “ordenarle a la computadora que expulse el dispositivo” no nos referimos a una expulsión física, pues serás tú quien desconecte el dispositivo. En este caso nos referimos al sentido figurado de la palabra “expulsar", que en nuestro contexto alude al momento en el que la computadora indica que ha cortado la comunicación con el dispositivo.

 

Cómo expulsar un dispositivo periférico

Hay tres maneras de expulsar un dispositivo periférico de forma segura; las primeras dos consisten en:
  • Abrir la ventana de Mi PC, hacer clic con el botón secundario del ratón sobre el dispositivo periférico (que generalmente se llama Disco extraíble) y escoger la opción Expulsar del menú contextual.
  • Abrir la ventana de Mi PC, seleccionar el dispositivo periférico y seleccionar Expulsar este disco de la zona de tareas comunes.

En ambos casos, si el dispositivo está utilizando un archivo o carpeta, verás aparecer una advertencia de que el dispositivo está en uso y corres el riesgo de perder la información en él si lo desconectas en ese momento. Tú eliges en ese momento si detienes el proceso de expulsión o no.

La tercera opción suele ser la mejor y más fácil, y consiste en:

  • Hacer clic en el icono que se haya en la Barra de tareas y seleccionar la opción Extracción segura del disco extraíble en el recuadro que aparece.

Al hacerlo, verás aparecer un recuadro similar al que te presentamos abajo, a la izquierda:


Si el dispositivo que deseas expulsar no está seleccionado (como lo está en el ejemplo arriba), selecciónalo con el ratón y presiona el botón Detener. Verás aparecer una ventana de confirmación como la que aquí te mostramos (derecha, arriba) en la que se te pregunta si en verdad deseas expulsar el dispositivo. Selecciona nuevamente el dispositivo en esa ventana y haz clic en el botón Aceptar. Si el dispositivo no está en uso, aparecerá una ventana emergente cerca del icono del dispositivo que se encuentra en la Barra de tareas que te indicará que puedes quitar el hardware con seguridad y el icono del mismo desaparecerá de la Barra de tareas. En ese momento podrás extraer el dispositivo.