Virus y programas antivirus

Información general

En informática, un virus es un software o aplicación malintencionado que se instala en la computadora y puede dañar su contenido. Los virus pueden introducirse en la computadora de diferentes maneras, pero la más común es adherirse a un archivo que descargues para luego activarse en el momento en que abras el archivo. Otras formas de propagación comunes de los virus informáticos son:

  • A través de las redes de área locales.
  • Al descargar y abrir archivos de un disquete, disco compacto, DVD o lápiz de memoria USB.
  • Al descargar archivos de Internet.
  • A través de los archivos adjuntos a los correos electrónicos.
  • Al aceptar la transferencia de un archivo en una aplicación de mensajería instantánea.
  • Al compartir archivos.


Existen diferentes tipos de virus que pueden ocasionar daños más o menos graves a la computadora. Entre los principales efectos que un virus puede tener en la computadora se encuentran:

  • Dañar las aplicaciones instaladas.
  • Borrar archivos.
  • Mostrar mensajes de texto, video o audio de forma aleatoria o continua, lo que no causa ningún daño a la computadora pero suele interrumpir las tareas que estés realizando y ser molesto.
  • Provocar que la computadora se comporte de forma impredecible o se descomponga.

Aunque en términos técnicos no se los considere un tipo de virus, los caballos de Troya y los gusanos también pueden dañar la computadora.

  • Caballos de Troya: son aplicaciones que pretenden realizar una acción cuando en realidad realizan otra distinta y quienes los utilizan generalmente lo hacen con el propósito de darle acceso a otras personas o aplicaciones a tu computadora mientras está conectada a una red o a Internet. Resultan peligrosos puesto que permiten que otras personas ven los archivos que se encuentran en tu computadora o la utilicen para realizar actividades malintencionadas, como mandar correo electrónico basura.
  • Gusano: a diferencia de los caballos de Troya y de los virus, que necesitan que el usuario los transfiera de una computadora a otra o abra algún archivo para que estos se liberen, los gusanos pueden mandar copias de sí mismos a otras computadoras conectadas a la red sin que el usuario lo sepa o realice ninguna acción. A pesar de que los gusanos no suelen ser tan dañinos como los caballos de Troya o los virus, sí pueden alentar la máquina u ocasionar que esta deje de funcionar.

 

Material de lectura adicional

  • Artículo titulado "Computer virus" en Wikipedia: http://en.wikipedia.org/

 

Cómo proteger una computadora

Existen varias maneras de proteger una computadora de los virus:

  • Instala y enciende un programa antivirus. Nota: puesto que los virus evolucionan y constantemente aparecen nuevas versiones, debes poner al día el programa antivirus constantemente.
  • ANTES de abrir cualquier archivo que hayas descargado (o incluso antes de descargarlo), verifícalo SIEMPRE con el programa antivirus.
  • Asegúrate de descargar e instalar de forma automática toda actualización de Windows, Apple OS X o de cualquier aplicación que utilices. A menudo las nuevas descargas incluyen actualizaciones de seguridad que protegen a la computadora de los gusanos, caballos de Troya y virus.
  • No te fíes de los archivos adjuntos que recibas de gente que no conoces, verifícalos siempre con un antivirus y, en caso de duda, no los abras ni instales, en particular si se trata de archivos que descargaste de Internet o recibiste por correo electrónico, mensajería instantánea o algún sistema para compartir archivos. Si el origen del archivo es una fuente conocida, como Microsoft, Apple o alguna otra compañía conocida, por lo general no corres ningún riesgo, pero siempre debes verificar los archivos provenientes de otras fuentes.
Existen muchos programas antivirus en el mercado, como McAfee y Norton, además de otros gratuitos, como Avast.

 

Ejercicio: Averigua si tu computadora tiene instalado un antivirus y actualízalo; si no lo tuviera, compra o descarga alguno e instálalo lo antes posible.